Un estudio publicado recientemente reveló que la decapitación más antigua del continente americano ocurrió en Latinoamérica.

De acuerdo a una publicación de la revista científica “Plos One” se reveló que la decapitación más longeva de América ocurrió hace 9 mil 500 años, en Brasil.

El estudio a cargo de André Strauss, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, de Alemania, señala que la decapitación era un acto común entre los nativos.

Los investigadores aún desconocen el origen como la dispersión geográfica de este tipo de práctica.

Sin embargo, la investigación se basa en los restos humanos con rasgo de decapitación, encontrados en la cueva de Lapa do Santo en el centro este de Brasil.

Gracias al cuerpo exhumado en 2007, los investigadores creen que las practicas se trataba más de un ritual que un acto de violencia.