El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario Márquez, afirmó ayer que, a pocos días de los comicios, el órgano no cuenta con tiempo para modificar la logística electoral, tras la petición de la oposición de que el escrutinio manual incluya también a los niveles congresual y municipal.

El funcionario dijo que la JCE ha flexibilizado medidas para complacer a la oposición, pero que ya no hay tiempo para llevar a cabo las acciones que proponen algunos partidos.

Lo correcto, señalo Rosario, es que la oposición reconozca que la JCE “ha sido flexible” y que, al mismo tiempo, se pregunte “si tiene más tiempo para ir flexibilizando”.

Las sugerencias de la oposición y organizaciones de la sociedad civil de que el voto manual incluya también a los niveles congresuales y municipales surgen a raíz del anuncio que hiciera el pasado martes la JCE de que el voto solo se contará de forma manual a nivel presidencial.

Por otra parte, Rosario aseguró, luego de una reunión con  directivos de la Asociación Dominicana de Industrias Eléctricas, que la JCE no enfrentará problemas con el tema eléctrico porque de producirse algún corte, el órgano electoral cuenta con dos plantas eléctricas e inversores.

Conep apoya decisiones de la Junta

De su lado, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep) saludó las decisiones de la Junta por sonsiderar que con ellas envía una señal clara de apertura en relación con las solicitudes y recomendaciones que se le hacen desde los partidos políticos, la sociedad civil y la opinión pública, para asegurar unas elecciones con todas las garantías.

Rafael Blanco Canto, presidente del Conep, indicó que las decisiones de la JCE procuran garantizar “adecuados niveles de certeza que se requieren para un proceso tan importante como son las elecciones generales del país”.

Además, “procuran mantener y asegurar la agilidad que se requiere en el proceso de conteo para permitir que la sociedad dominicana conozca con la mayor rapidez, precisión y credibilidad de los resultados de las elecciones”.

Cierre por cadena humana

Ayer la Junta Central Electoral (JCE) informó de la suspensión de sus labores, a partir de las 3:00 de la tarde, tras el anuncio de una “cadena humana” en los alrededores de esa institución por parte del movimiento social Poder Ciudadano para exigir el conteo manual de los votos en las elecciones generales.

El anuncio fue realizado por el portavoz de la JCE, Félix Reyna, quien dijo que la Policía Militar Electoral “debe jugar un rol pasivo frente a los mismos, evitar provocaciones e incidentes que puedan dañar la imagen del proceso electoral”.

Adocco dice presiones son preocupantes y peligrosas

A propósito de esta situación, la Alianza Dominicana Contra la Corrupción (Adocco) calificó de “preocupantes y peligrosas” las presiones que en los últimos días se vienen ejerciendo contra la Junta Central Electoral (JCE), hasta el punto de suspender sus labores en el edificio principal de la Plaza de la Bandera y en las oficinas del organismo en la ciudad de Santiago de los Caballeros.

A juicio de Adocco, esta circunstancia puede provocar inconvenientes que podrían entorpecer el montaje del proceso electoral, cuyo cronograma requiere no solo de las labores normales, sino de turnos extras, incluyendo sábados y domingos.

La organización hizo un llamado a los dirigentes de las organizaciones convocantes para que permitan que la JCE realice sus labores, y que dejen en manos de los partidos políticos los reclamos sobre el perjuicio que pudieran causarles a esas formaciones las decisiones de la institución.

El coordinador general de la entidad que lucha contra la corrupción, Julio César de la Rosa Tiburcio, llamó a los organizadores de las protestas a que sean sensatos y no provoquen un problema mayor a la democracia y a la institucionalidad del país.