Si el precio de los plátanos se eleva, recomiendan a la sociedad comer papa y yuca; probablemente, esta vez aconsejarán consumir vegetales en lugar de pollo, debido al alza a la que ha sido sometido este producto de la canasta básica.

El pasado 30 de diciembre, el ministro de Agricultura, Ángel Estévez, señaló que “el precio real del pollo es de RD$48 y RD$52 la libra”, frente a los RD$60 e incluso RD$65 pesos a los que se estaba vendiendo.

A pesar de que la gran demanda de esta carne ha disminuido, debido a la culminación de las festividades navideñas, en varios establecimientos del Distrito Nacional el valor oscila entre RD$69 y RD$72 la libra.

Este alimento que suele estar presente en cada mesa dominicana, hoy, debido al aumento del precio, puede estar brillando por su ausencia. No obstante, algunos pequeños comerciantes aseguraron a Metro que “aunque la gente se queja, como quiera lo sigue comprando”.

Solo anuncios

El mes pasado, el ministro Estévez señaló que estos precios elevados responden a la especulación llevada a cabo por parte de algunos establecimientos, y advirtió que “nadie puede poner huevos ni aves vivas en puertos de República Dominicana violando las leyes”.

De igual forma se expresó ayer el director de relaciones públicas de la institución, Pedro Jiménez, quien manifestó que el precio que actualmente tiene esta carne se debe a que hubo unos canales especulativos de diferentes sectores, “que tenían la intención de hacer daño a la economía dominicana, sobre todo a los bolsillos de la gente más desposeída”.

Jiménez explicó que esa institución no está encargada de regular precios, sino de garantizar que haya producción nacional y seguridad alimenticia.

“Nosotros no hacemos control de precios, nosotros somos el órgano que regula la producción agropecuaria en el país, trazamos las políticas, nos ponemos de acuerdo con los diferentes sectores para que sus productos se produzcan de la manera más inocua desde el punto de vista retroactivo de la inversión, donde los productores y consumidores puedan ser beneficiados”, insistió.

Dijo que cuando los precios llegan al mercado intervienen varios factores. “Hay unos canales de distribución, que son los que van incrementando los precios; cuando ya los productos están en góndolas, en los diferentes espacios de distribución, quien debe controlar esos precios es ProConsumidor”.

También Proconsumidor se había pronunciado al respecto, pero ninguna de las instancias estatales muestra fuerza de ley o de persuación para inducir a la fijación de un precio justo en los puestos de venta.

Jiménez indicó que el ministerio se reunió con la Asociación Dominicana de Avicultores (ADA), para establecer un precio tope.

“En granja, el pollo se vendía a RD$31.50; cuando ese pollo llegaba a los distribuidores se vendía entre RD$36 y RD$38. En el mercado, el pollo congelado debería costar entre RD$47 y RD$49, mientras que el pollo fresco debería estar vendiéndose, según los acuerdos establecidos, entre RD$47 y RD$52 pesos; no debió pasar de ahí”, apuntó el director de comunicaciones de la institución gubernamental.

Insistió en que a pesar de que hay condiciones para que la libra de pollo esté más asequible a la ciudadanía, aún se mantiene con un valor elevado debido a los especuladores. “Los especuladores siempre van a existir, y la cadena de distribución a veces hace que eso pase”, resaltó Jiménez.