La responsable de la Misión de la ONU para la Estabilización en Haití (Minustah), Sandra Honoré, llamó ayer a los actores políticos del país a respetar el acuerdo político rubricado del pasado febrero entre el expresidente Michell Martelly y el Parlamento para celebrar elecciones el 24 de abril.

El acuerdo, que pretendía dar una salida a la crisis electoral, se firmó un día antes de que concluyera la gestión del exmandatario, cuyo sucesor no ha sido elegido debido a la situación electoral y política de la nación, y disponía celebrar la segunda vuelta de comicios el 24 de abril, para entregar el poder a un presidente legítimo en mayo.

Sin embargo, ayer, una fuente del Consejo Electoral Provisional (CEP) de Haití señaló en declaraciones a Efe que habrá un nuevo aplazamiento de los comicios porque no existen condiciones favorables para celebrarlas, aunque no fue un anuncio oficial.

A seis días de la cita electoral, Honoré llamó “a los actores involucrados en el acuerdo a respetarlo”, dijo que ese se el papel que corresponde Gobierno provisional del presidente Jocelerme Privert.

“Es importante que el país concluya el proceso electoral para volver al orden constitucional”, continuó la funcionaria.

“Mi mensaje para los lideres es buscar consenso en el interés del país, es importante que la crisis se resuelva por el bien de los haitianos. Los líderes son favorables al retorno del orden constitucional, pero hay que trabajar para llegar a la estabilidad”, dijo esta mañana en una entrevista en Radio Metropol.

Para las autoridades parece imposible dar cumplimiento al acuerdo, que prevé la celebración de las elecciones en seis días, dada la falta de actividad electoral y a la crisis política, aunque hasta ahora, el CEP no ha aplazado las elecciones oficialmente, ni sabe cuándo publicará una nueva fecha para la celebración