La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) pronosticó pocas lluvias para el fin de año y aseguró que predominarán condiciones para realizar actividades al aire libre.

No obstante, precisó que a pesar de las condiciones de buen tiempo, en algunas localidades del nordeste y sureste se originaran lluvias débiles, que podrían ser chubascos en aislados sectores al final de la tarde y la noche, pero no serán lluvias significativas.

A la vez, explicó que el inicio del año nuevo estará marcado por la ausencia de fenómenos meteorológicos importantes que puedan producir lluvias significativas, por tal razón, las lluvias continuarán siendo pocas, solo es posibles que ocurran aislados chubascos de corto tiempo en las zonas anteriormente mencionadas por la incidencia de campos nubosos.

En cuanto a las temperaturas, la Onamet dijo que se comportarán agradables en la noche y la madrugada a causa del viento fresco del este/noreste y la época del año.

Por último, informó de que mantiene la recomendación a los operadores de las pequeñas y frágiles embarcaciones de permanecer en puerto en la costa atlántica, debido a viento y olas anormales.

Las olas oscilan entre los 6 y 8 pies de altura en la zona costera, incrementándose mar adentro, con excepción de la bahía de Samaná, las cuales pueden navegar dentro de ella.

En la costa caribeña, el organismo recomendó navegar cerca del perímetro costero.