La Policía Nacional informó que recuperó en una casa del sector Palavé, Manoguayabo, el celular que la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso, "extravió" durante una actividad en la que participa.

Por el caso se investiga a cuatro personas, según un comunicado de la Policía Nacional.

De acuerdo con la fuente, la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) determinó que el aparato había sido trasladado al sector de Mata Hambre, en el Distrito Nacional, y que estaba apagado.

Durante las investigaciones, la Policía estableció que el teléfono era usado con otro número por una persona que vivía en la calle Las Carolinas de Palavé en Manoguayabo, donde residen los esposos José Altagracia Díaz Castillo, de 44 años; y Marleni Solano Montero de 38.

Estos informaron a los investigadores que el teléfono había sido comprado por dos mil pesos por su hijo, Luis Manuel de Jesús Solano, de 22 años, a su primo Santos Montero Agüero, de 36 años, residente en Palavé, empleado de una empresa recolectora de basura.

Al ser detenido, Montero Agüero relató a los investigadores de la Policía que halló el aparato en un contenedor de basura en la avenida Jiménez Moya esquina José Contreras, en el sector de Mata Hambre cuando recogía la basura en horas de la noche del pasado día 22.

El teléfono celular y los detenidos se encuentran bajo control del Ministerio Público.