El jefe de la Policía Nacional, Nelson Peguero Paredes, informó hoy, martes, que la institución ubicó a una parte de los 2,300 agentes de esta institución que cobran, pero no prestan ningún servicio.

"Tenemos varios meses haciendo el levantamiento. Ya tenemos más o menos la cantidad y la ubicación de esos policías", dijo el funcionario a la prensa durante una firma de un acuerdo con la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (Pucmm).

Peguero Paredes explicó que ayer mismo hubo una reunión sobre este tema en el departamento de recursos humanos de la Policía.

Sobre los operativos, aseguró que continuarán periódicamente, pero respetado los derechos de las personas.

En cuanto a un video donde se observa a miembros de la Policía golpear a un supuesto enfermo mental, el jefe policial aseguró que el caso está bajo investigación, y advirtió de que no aceptará excesos de los agentes de la institución que dirige.

"Todo miembro de la Policía Nacional debe actuar con comedimiento y apegado a la ley. Si en este caso especifico hubo algún exceso tomaremos la medida de lugar y se conocerán las sanciones adecuadas", aseveró el funcionario.