Desde hace tiempo se ha afirmado que consumir alimentos que cayeron al suelo es correcto, siempre y cuando lo recojas y coman en cinco segundos