¿Están estos ataques conectados de alguna manera?

Sobre la base de las primeras investigaciones e informes, parece que los ataques y los dispositivos de Nueva York y Nueva Jersey están vinculados. De hecho, las autoridades están actualmente buscando una persona de interés identificada en relación con los dos conjuntos de incidentes.

Todavía no existe ninguna evidencia de que las puñaladas del centro comercial de Minnesota estén relacionados de alguna manera con el incidente de Nueva York y Nueva Jersey; aunque es muy posible que ambos fueran inspirados por separado por ideologías similares, incluso si se desarrollaron completamente sin conexión.

¿Deberían estos acontecimientos considerarse como ataques terroristas?

Parece bastante probable que estos sean todos ataques terroristas; es decir, el uso de la violencia contra la población civil para obligar un cambio basado en objetivos políticos o sociales. Si los informes de que el atacante en Minnesota fue inspirado por ISIS son correctos, entonces ese suceso realmente califica como un ataque terrorista. Amaq, la división de medios de ISIS, afirmó que el atacante de Minnesota era un “soldado del estado islámico.”

La intención detrás de los ataques de Nueva York y Nueva Jersey todavía no está clara, pero los elementos de blanco podrían sugerir una ideología similar. Por ejemplo, la bomba de tubo en Nueva Jersey estaba ubicada cerca de una calle militar. El ataque en el barrio de Chelsea, en Manhattan, y el más reciente descubrimiento de nuevos dispositivos en una estación de tren en Nueva Jersey, añaden pruebas a la hipótesis de que esto sea un hecho aislado o un simple problema criminal. Es difícil imaginar que estos sean algo distinto a un ataque terrorista.

¿Podría cualquier grupo militante estar detrás de los ataques?

Si bien es posible que un grupo militante esté detrás de estos ataques, es probable que un grupo, como ISIS, esté detrás de ellos en su inspiración, en lugar de llevar a cabo ellos mismos los ataques. Es decir, es menos probable que ISIS haya enviado agentes capacitados para llevar a cabo un ataque como las puñaladas en el centro comercial, sino más bien que alguien radicalizado, ya en Estados Unidos, y probablemente por Internet, fuera el responsable.

Hemos visto muchos casos de ese extremismo violento por iniciativa propia, y el aprovechamiento de estas personas es una parte importante de la estrategia de ISIS y otros grupos yihadistas para llevar a cabo ataques en occidente.