El director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández, advirtió hoy de que la sequía que ha afectado al país por más de dos años no ha desaparecido, a pesar de las lluvias de los últimos meses.

Fernández puso como ejemplo de esa situación el hecho de que la mayoría de los embalses de las presas están operando con un 50 por ciento de su capacidad de almacenamiento.

Por esto, explicó, resulta imprescindibles de que los diferentes sectores del país discutan y acuerden un Gran Pacto Nacional del Agua, para garantizar su disponibilidad por las próximas décadas.

Entrevistado en el programa D'Agenda que se difunde los domingos por Telesistema Canal 11, el funcionario calificó como un hecho "histórico y trascendental" el hecho de que el presidente Danilo Medina haya definido este periodo de gobierno como el cuatrienio del agua.

Igualmente destacó la importancia que están teniendo las visitas sorpresas que está realizando el primer mandatario, las cuales van en la dirección de revertir el proceso de desforestación de las montañas del país donde nacen las principales cuencas hidrográficas.

"Muchos ciudadanos entienden que la sequía que nos estuvo azotando hasta febrero de este año desapareció, y no es así, la sequía no ha desaparecido porque la mayoría de los embalses todavía están en proceso de recuperación, o sea, tienen un vaso disponible para almacenar agua de más de la mitad", insistió.

Citó casos como el de la presa de Tavera, que tiene una cota para almacenar de 3.20 y 3.23, pero ahora está operando en la cota 3.17, y así sucesivamente.

"Todas las presas tienen una capacidad suficiente para almacenar alrededor de mil 200 millones de metros cúbicos, es decir en las 34 presas que tenemos en todo el país, lo que significa que debemos recuperar esa capacidad total en lo que nos queda de la temporada ciclónica que concluye el 30 de noviembre", subrayó Fernández.

Sostuvo que con eso se garantiza una disponibilidad hídrica para el próximo año, que no se sabe si será bueno o de sequía, razón por la que mientras no se garantice almacenar las aguas en los embalses para ser utilizadas en el 2017, entonces se puede afirmar que la sequía no ha desparecido.

"Faltan alrededor de mil 200 millones de metros cúbicos, a Tavera le faltan 250, a Sabana Yegua 300 millones, a Monción le faltan entre 250 y 300 millones, Hatillo 150, Rincón 125, Valdesia 200 millones, a Sabaneta 120 millones, o sea estoy hablando de las grandes presas", agregó.