La Organización Mundial de la Salud ha generado esta polémica medida que tiene un objetivo de fondo muy importante.