La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) vaticinó que para hoy las condiciones del tiempo estarán influenciadas por una vaguada que se encuentra sobre el Canal del Viento, lo que generará aguaceros en algunas zonas de la Cordillera Central. Según la entidad, el resto del área estará soleado con poca nubosidad.

A pesar de esto, el organismo indicó que a este fenómeno se le suman los efectos locales de la isla que generalmente transportan nubosidad pero que se mantendrán cambiantes entre las primeras hora de la tarde y la noche. La Onamet informó que Santiago, La Vega, Monseñor Nouel, La Altagracia, San Pedro de Macorís, Hato Mayor, Monte Plata, Sánchez Ramírez, Duarte, San Cristóbal, San José de Ocoa, Azua, San Juan, Dajabón y Elías Piña tendrán aguaceros fuertes que podrían ir moderando y algunas tronadas.

El  Gran Santo Domingo  presentará una temperatura máxima entre  31ºC  y  33ºC  y la mínima entre  22ºC y 24ºC.

El Distrito Nacional, Santo Domingo Norte, Oeste y Este tendrán un incrementos en la nubosidad y  ocasionales chubascos, en horas de la tarde.

Hasta el momento, el organismo metereológico no ha informado de ningún nivel de alerta, pero se mantienen las recomendaciones de estar atentos a los medios de comunicación, ya que el país atraviesa por una temporada ciclónica activa.

Esta temporada cuida tus bienes

En la temporada ciclónica las constantes lluvias en el país se vuelven el peor enemigo para quienes, a pesar de tener casa techada con concreto, sufren de filtraciones y humedad en sus paredes, lo que genera hongos, enfermedades y un costo extra en el presupuesto familiar.

Por esta razón, en este tiempo de lluvias, al momento de construir una vivienda, pensar en una remodelación de tu casa, pintar los interiores y exteriores de tu vivienda o simplemente guardar objetos valiosos en sitios húmedos,  debes informarte de cuáles son los mejores mecanismos y productos para no tener que invertir dos veces o más.

Hoy en República Dominicana los códigos de construcción representan un arma poderosa para mitigar los daños que pudieran producirse en las edificaciones, sobre todo cuando sucede un evento natural como un huracán o un terremoto.

Cuando ocurre un huracán o un terremoto de importancia, si no ha habido suficiente preparación, las pérdidas económicas para el país y el bolsillo familiar, sin contar las de vidas humanas en peligro,  pudieran generar un colapso económico de difícil recuperación.