La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) concluyó este viernes el programa conmemorativo del 478 aniversario de su fundación, jornada en que se volvió a llamar la atención sobre la precaria situación económica que atraviesa la institución.

Las banderas nacional y universitaria fueron enarboladas por el rector de la UASD, Iván Grullón Fernández y por el pasado rector, Porfirio García, con la presencia de los miembros del Consejo Universitario, profesores, estudiantes y empleados de la institución.

En el Altar de la Patria, donde se realizó una ofrenda floral, Grullón Fernández aprovechó la ocasión para recordar a las autoridades gubernamentales que la UASD se encuentra en espera de la continuación del diálogo iniciado hace cerca de cuatro meses entre la Academia y el Gobierno Central.

Asimismo, reiteró que la academia estatal está enfrentando una precaria situación financiera que debe ser superada a la mayor brevedad posible para que se pueda mantener su estabilidad y el cumplimiento de su misión en la sociedad dominicana.

El alto funcionario argumentó que, además de las precariedades, la Universidad Primada de América arrastra el peso de que sus profesores y empleados han visto una disminución de sus salarios durante más de tres años, sin que se les haya hecho un reajuste por inflación.

Grullón Fernández mostró su confianza en que el Gobierno acudirá en auxilio de esta institución de educación superior conforme a un espíritu de equidad, pues la mayoría de los estudiantes provienen de familias de escasos recursos económicos y necesitan que la misma esté en condiciones de recibirlos para garantizar su bienestar.

En la misa, en el Convento de los Dominicos, el rector de la UASD, agradeció a los frailes de esa organización religiosa los esfuerzos que hicieron sus antepasados para que la máxima autoridad de la Iglesia Católica convirtiera en universidad el centro de estudios que ellos regentaban en la ciudad de Santo Domingo de Guzmán.