De enero a septiembre en el país se registraron 1,270 homicidios; de estos, un 55% se produjo entre viernes y domingo en horarios desde las 6:00 de la tarde hasta las 12:00 de la medianoche. Este último fin de semana no fue la excepción de la regla; por el contrario, contribuyó, al menos, a consolidar la tendencia.

  Hechos violentos de gran repercusión marcaron las noches de viernes a domingo en la capital y Santiago, con sus secuelas de muertos y heridos y, en el menor de los casos, personas apresadas. Tuvieron un elemento común: el uso de armas de fuego en centros de diversión nocturna o en sus entornos.

Casos

   Alrededor de las 4:15 de la madrugada del viernes, en la avenida Gustavo Mejía Ricart, la joven Bianca Hazim Madera disparó varias veces al aire luego de salir de una discoteca en la zona, supuestamente “bajo los efectos del alcohol”.

   A Hazim, quien puso en peligro la vida de otros ciudadanos además de la suya, le dictaron tres meses de prisión preventiva por realizar disparos al aire en la vía pública y obstaculizar el tránsito, medida que cumplirá en el “Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres”.

   La Policía Nacional dijo el sábado que el propietario del arma que utilizó la excandidata de belleza es Onassis Alexander Cuevas Florián (a) Sandy o Alex El Grande, primo hermano del fallecido narcotraficante Rolando Florián Félix y quien, según las autoridades, tiene antecedentes que lo vinculan con el tráfico de drogas.

Punta Cana

Un centro de diversión que se tiñó de sangre fue la discoteca Coco Bongo, en Punta Cana, cuando la madrugada del sábado cuatro personas, algunas de ellas extranjeras, resultaron heridas en un tiroteo.

   Según la versión oficial, la seguridad de la discoteca sacó a los protagonistas de una discusión, sin embargo, ellos intentaron entrar de nuevo al lugar y fue entonces cuando se produjo el tiroteo que dejó heridos a la turista polaca Yohanna Golebiewska, de 29 años; a Porfirio García y a Luisa Fernández. También recibió cinco disparos el capitán Thomás Alejandro Puello, de 48 años, interviniente en el conflicto.

Santiago

La violencia llegó también a Santiago, donde Eulogio Brito, “El Vico”, mató a un joven de 19 años e hirió a otro de 20, mientras compartían en el callejón El Tamarindo, del sector Rafey de esta provincia.

El Vico, según versiones de la zona, salió del Colmado Altagracia, gritando que no quería a nadie en ese callejón; luego hizo varios disparos y huyó.

Las provincias Santo Domingo y Santiago son las que más casos de homicidio presentan, según los datos preliminares del boletín enero-septiembre 2015 del Observatorio de Seguridad Ciudadana (OSC-RD). En la primera, sumaron 277 casos y en la segunda 151.

A la tendencia violenta de las noches de fin de semana se suma ahora la cercanía de las fiestas navideñas y la apertura de horarios para el expendio de bebidas alcohólicas, anunciada para el 10 de diciembre, lo que hace prever calles más activas.

Hombres jóvenes

“El grupo etario más vulnerable por los homicidios es el que va de los 20 a los 34 años de edad, que representa el 48% de los casos durante los meses analizados.

En este rango de edad, se constata que el 41% de las muertes sucedieron en la vía pública. Del total de los fallecidos se contabilizaron 1,148 hombres y 122 mujeres. “El 10% se refiere a mujeres y el 90% a hombres”, resalta esta estadística nacional. 

Promedio:

141 es el promedio de homicidios por mes proyectado para el año en curso.