En su último día de su gira por Estados Unidos, el papa Francisco, visitó el Centro Penitenciario Curran Fromhold en Filadelfia.

Durante su visita dio un discurso frente prisioneros, en los que se incluían hombres y mujeres.

"He venido como pastor pero sobre todo como hermano a compartir su situación y hacerla también mía", declaró el Papa.

En su mensaje el sumo pontífice criticó el sistema penitenciario, declarando que muchos no se proponen buscar la manera de “curar las llagas, sanar las heridas y generar nuevas oportunidades".

"Este momento en su vida solo puede tener una finalidad: tender la mano para volver al camino, tender la mano que ayude a la reinserción social", les dijo el líder religioso a los presos.

Tras su discurso se dirigió a saludar algunos presos e incluso intercambió palabras con varios de ellos.

El Papa Francisco cerrará su visita a Filadelfia y con ello a Estados Unidos este domingo por la tarde con una misa en el Encuentro Mundial de las Familias 2015.