El primer piso del Aeropuerto Internacional de las Américas José Francisco Peña Gómez se llena de nostalgia, llantos, alegrías, ansiedad y deseos; deseos de abrazar al ser querido que hace años se marchó y para estas fiestas hace acto de presencia para disfrutar la Navidad con sus familiares.

Como en la estampa del tradicional tema musical Volvió Juanita, cientos de miles de la diápora llegan atraídos por la calidez con que se celebran las pascuas en el país y por las facilidades oficiales para venir con sus maletas cargadas.

Con rosas, globos o carteles de “bienvenido a casa” o “te extrañamos”, fueron recibidos los dominicanos ausentes que visitaron la isla el día de ayer.

Al llegar, la cantidad de personas esperando frente a la puerta de cristal que dice “salida” era inmensa: hijos, esposos, esposas, novios, hermanos, padres o simplemente amigos aguardan con ansias y la vista se fija hacia la puerta para ver si ya su pariente pisó tierra dominicana.

 Es el caso de Marga Martínez, quien por la emoción tan grande en la espera de su “viejita”, como de cariño le dice a su madre, se le cortaba la voz al expresarse.

Durante su espera, que se le hace larga, habla con Metro y relata que ha pasado solo un año, pero que ha sido de de muchas añoranzas. Afirma que solo en el momento en el que vea a su madre, que viene de Estados Unidos, sabrá cómo actuará.

Cuenta que este año no tenía deseos de decorar el hogar con adornos navideños, pero que desde que se enteró de que su “querida viejita bella venía”, le dio la ilusión “de poner la casa bonita”. “Yo no dormía esperando este día. De mi trabajo hoy me fui reluciente y esta es la hora que no he querido comer por ver a mi madre”, dijo Marga Martínez.

“Esta Navidad la pasaremos feliz de la vida, estamos dos hermanos aquí, pedí unos días en mi trabajo y se los voy a dedicar a mi mamá y a mis hijos”, resaltó con ojos aguados.

Doña Florinda Martínez tiene 101 años de edad, un año sin ver a su hija, y en esta ocasión estarán juntas. “Lo mejor del mundo es darle todo a mi mamá, le voy a enseñar su primera bisnieta”.

“No veo bien, pero el instinto a la distancia me dirá que llegó”, comentó.

Como Marga Martínez, cientos de miles son los dominicanos que durante esta  temporada estarán en espera de un ser querido y otros que vendrán a compartir y pasar unos días con los suyos.

Autoridades de AILA

Durante el mes de diciembre se estima un manejo de unos 332 mil pasajeros, lo que representa un incremento de un 10% en relación con el mismo mes el año pasado, cuando se movilizaron unos 301,412 pasajeros a través de esta terminal aeroportuaria.

Así lo informó  Yolanda Mañán, directora de Comunicación Corporativa de Aeropuertos Dominicanos (Aerodom), en conversación con Metro.

En cuanto al incremento durante 2015 del flujo de viajeros, indicó que al 30 de noviembre en el AILA se había manejado unos tres millones 190 mil pasajeros en unos  28,400  movimientos de aeronaves, unos 248 mil pasajeros más que el año pasado, lo que representa un incremento de un 8.4%.

Resaltó que la temporada alta del turismo comprende de noviembre a marzo. Para diciembre en concreto,  tradicionalmente la llegada de turistas y de dominicanos residentes en el exterior aumenta a partir del día 20; sin embargo, este año se han visto incrementadas las llegadas desde el día 12 de diciembre.

Yolanda Mañán dijo que la terminal espera  manejar unos 130 movimientos de aeronaves por día durante este mes.

Aduanas

Desde el 1 de diciembre de este año hasta el 7 de enero del 2016 la Dirección General de Aduanas anunció que estará vigente la “gracia navideña”, en la que están liberados de pago de impuestos los regalos que traigan los dominicanos que viven en el exterior.

La institución estatal ha especificado que se puede traer cualquier tipo de regalo, siempre y cuando no sea con carácter comercial, lo que se determina por su cantidad.

Estas facilidades operan bajo mandato de la Ley 9-96, que establece que la gracia navideña sólo beneficiará a los viajeros dominicanos que no hayan visitado el país en los últimos seis meses y que concede un monto total de hasta tres mil dólares.