Lajún Corporation advirtió a las diferentes administraciones del Gran Santo Domingo que los vertidos de estos conllevan un costo mínimo que no está siendo sufragado en ningún caso.

Y es que al parecer, el diálogo entre los ayuntamientos y la compañía no encuentra buenos términos. Ayer, Lajún Corporation informó que en varias ocasiones ha enviado comunicaciones a los ayuntamientos que envían sus desechos a Duquesa, requiriéndoles un nuevo contrato con ajuste al costo real, pero continúa sin tener noticias al respecto.

Destacó que por el costo se está ofreciendo una cantidad de 2.25 dólares por tonelada, cuando son necesarios de 6 a 8.25 dólares. Estas cifras no solo son confirmadas por reputados expertos, sino por la sencilla comparación con respecto al resto de países de América Latina, insiste la compañía que administra el relleno sanitario.

Ante esta situación, Lajun Corporation, “ve perjudicados sus intereses, no solo desde el punto de vista económico, sino también ve cuestionada su reputación injustamente por ser reclamados por una gestión sobre la que no reciben la cuantía necesaria para operar digna y responsablemente”.

Apuntó que Chile, por ejemplo, abona 11.62 dólares por tonelada de desechos sólidos; Colombia 16, Panamá 17, Costa Rica 10.71 y la ciudad de Sao Paulo en Brasil,