La falta de mantenimiento al drenaje pluvial y los retrasos en la recogida de la basura, acompañados por la imprudencia de las personas de echar desperdicios en las calles, hacen que las vías del sector Alma Rosa II en Santo Domingo Este se vuelvan intransitables cuando llueve.

El problema afecta tanto a los residentes, a quienes el agua les inunda las casas, como a los conductores y peatones que se desplazan por el lugar.

Vías afectadas

Solo basta con que haya una precipitación de unos milímetros de lluvia para que la calle 19 con intersección en la Puerto Rico se convierta en un “brazo de mar”.  El problema también sucede en calles paralelas como la 23, Club Activo 20-30, Costa Rica y Curazao.

Mientras que en la carretera de Mendoza, que une a las avenidas San Vicente de Paúl y Charles de Gaulle, la situación se torna más caótica por la cantidad de vehículos y por los comercios que están ubicados en esa zona.

El domingo, los carros de las rutas San Vicente-Mendoza, Ralma-Duarte, 101 C (Feria-Brisas del Este) y la ruta 31 (Feria-Mendoza) tuvieron que buscar vías alternas para llegar a sus destinos. Algunos vehículos se quedan varados en medio de los charcos de agua, lo que provoca largos tapones.

Lourdes Mercedes, residente del sector, reclama del ayuntamiento de Santo Domingo Este (ASDE) mayor atención para esas vías. “Antes, los empleados del Ayuntamiento quitaban la basura  de los contenes, pero ahora hace mucho que no vienen”, sostuvo la residente del sector.

El cúmulo de basura, más el agua estancada, provoca el aumento de ratones, cucarachaS, mosquitos y otras plagas dañinas para la salud. Suele pasar hasta más de una semana sin que los camiones recolectores acudan al lugar.

Otros residentes indican que el problema de la inundación se debe a la obsolescencia de sistema de alcantarillado en la zona, al cual el ASDE no “se preocupa en darle mantenimiento”.  

Deficiencia

10 días suelen durar los camiones del Ayuntamiento de Santo Domingo Este (ASDE) para recoger la basura en el sector, según denuncian los vecinos.