Obras públicas


“Pedimos a los ciudadanos afectados que entiendan que las soluciones que estamos llevando a sus comunidades son temporales, debido a la continuidad de las lluvias”.
Gonzalo Castillo, Ministro de Obras Públicas y Comunidad (MOPC)


La actual temporada ciclónica, hasta el momento ha dejado un total de 96 localidades incomunicadas, 17 puentes afectados, 34 viviendas destruidas y 42,200 personas desplazadas y 26 de las 32 provincias en alerta por lluvias, según el último informe del Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

Según Francisco Holguín, del departamento de Pronóstico de la Onamet, en zonas como Puerto Plata, Cabrera y Montecristi, por lo general entre octubre y noviembre se registran de 10 a 12 pulgadas de lluvia, pero en la presente temporada, como no se ha dado el fenómeno de El Niño, y se ha estacionado un sistema frontal, ha provocado un aumento de las lluvias entre un 200 a 250 %.

“Las 10 a 12 pulgadas se han incrementado de 18 a 25 pulgadas en solo 15 días entre octubre y noviembre que llovió en esas zonas”, explicó el meteorólogo.

Aunque el Gobierno no ha presentado un informe de las pérdidas económicas que ha sufrido el país por las intensas lluvias que se han alojado principalmente en la parte norte, los estragos se han sentido en las actividades turísticas y comerciales, además de las infraestructuras de servicios básicos.

De las 26 provincias, Montecristi, Puerto Plata, Espallat, María Trinidad Sánchez, Santiago, Valverde y Duarte se encuentran en alerta roja, lo cual quiere decir que hay una alta probabilidad de que el presente o siguiente fenómeno que impacte esa zona, puede generar grandes daños a las personas, sus bienes, estructuras, carreteras y el medioambiente.

En alerta amarilla, seguido de estas provincias, se encuentran San Juan de la Maguana, Samaná y El Seibo. También se encuentran Hato Mayor, La Romana, Sánchez Ramírez, San Pedro, La Altagracia y San Cristóbal.

72 horas más de lluvias

Pese a las consecuencias que ya presentan estas provincias a causa de las constantes lluvias, la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) advirtió que se espera que para esas zonas señaladas se prologuen las lluvias, por lo menos, durante las 72 horas siguientes al día de ayer.
En consecuencia, Obras Públicas advirtió que en las comunidades declaradas en estado de emergencia, “las soluciones que se brinden serán provisionales debido a la continuidad de las lluvias”.

“Pedimos a los dominicanos afectados que entiendan que solo podemos dar respuestas  provisionales como abrir pasos, recoger escombros, fumigar para evitar la propagación de enfermedades, dar comidas; en algunas comunidades las llevamos en helicópteros y en otras en pequeñas embarcaciones. Pero que sepan que Obras Públicas, el Plan Social, Las Fuerzas Armadas y todos los organismos de seguridad están activos”, dijo el ministro Gonzálo Castilo.

Desplazados


42,200 totalizaba ayer la cantidad de desplazados a causa de las lluvias.  Además, 26 de las 32 provincias se encuentran en estado de alerta. Siete provincias de la zona norte en alerta roja, nueve en alerta amarilla y 17 en alerta verde.

Puerto Plata
En esta provincia se mantienen afectadas unas 4,540 viviendas ubicadas en los barrios Villa Liberación, Joaquín Balaguer, La Unión, el barrio Manolo Tavares Justo y el Abanico.

También se encuentran ampliamente afectados los municípios Luperón, Monte Llano, San Felipe y  Puerto Plata.

En la ciudad turística se ha reportado además que el Aeropuerto Gregorio Luperón se encuentra inundado. Según un informe del Departamento Aeroportuario, las fuertes corrientes de agua causaron la destrucción de una pared que cubría el área de operaciones de vuelos y quedó a la intemperie toda la zona de la terminal y causó daños a la infraestructura.

Sánchez Ramírez

Según los reportes del COE, la provincia Sánchez Ramírez es una de las más afectadas.
En el municipio de Cotuí, debido a los desbordamientos de ríos, arroyos y cañadas se han registrado cuantiosos daños a las plantaciones agrícolas, varias comunidades incomunicadas, deterioro de puentes, carreteras y caminos vecinales.

La crecida del río Yuna ha dejado miles de tareas de plátano, yautía, yuca, batata, maíz, auyama, orégano y molondrón en las comunidades Platanal, Babarí, Matías y Don Miguel.

En ese mismo municipio el desbordamiento de los ríos Cuayá y Camú han destrozado plantaciones, platanales y arrozales en etapa de producción. Los reportes de la Defensa Civil indican que en el municipio Fantino, el Río Puaya se encuentra represado con el Río Camú, lo cual provoca una especie de retorno.  

En la comunidad de Babari, 24 familias fueron evacuadas a casas de familiares y amigos, producto de la crecida del río que lleva el mismo nombre. Y en la comunidad de Don Miguel 18 familias fueron evacuadas a casas de familiares y amigos por la crecida.

Están incomunicadas las comunidades de El Cotorro, Lajas, El Corocito, Batero, Las Dos Palmas, La Llanada, Los Cerros de Duey, Hatillo y Los manatíes.

Provincia Duarte

El COE informó que en el  Municipio de Villa Riva se mantiene también la crecida del río Yuna.
En Duarte, permanecen   incomunicadas las  comunidades Los Contreras, Loma Colorá, Los Peinado, Alto de Colpora y Juana Rodríguez.  
En el sector el Semillero y Aguas Vivas del municipio Las Guáranas, hay unas 120  viviendas afectadas debido al desborde de varias cañadas.
De igual manera, en el municipio San Francisco de Macorís, 600 viviendas resultaron afectadas por la crecida de ríos y arroyos y cañadas.

Santiago

El puente sobre río Jacagua, carretera Jacagua, sufrió erosión en la fundación de los estribos hasta llegar a los pilotes. Además, el puente La Canela  sufrió rotura de un tramo de la losa y erosión de los aproches y áreas de los estribos.

Del mismo modo, el puente  sobre el  río de Puñal  ubicado en la calle principal de Los Cocos, municipio Puñal, sufrió erosión provocada por la crecida del río; el puente sobre el río Arenoso, municipio Puñal, provincia Santiago, sufrió daños en los aproches.

En otro orden, en la calle Primera de Villa Verde, el arroyo Gurabo produjo el colapso de un tramo de la calle Primera de  aproximadamente de 40 mts; de igual modo, en  la calle Pimera de Villa Verde, se encuentran  incomunicados los  barrios de EL Cocal, Las Tres Cruces y la comunidad de Jacagua. Además, el puente sobre el arroyo Quinigua,  en La Playita,  sufrió erosión de losa de aproche.

El  puente peatonal sobre el arroyo Elías,sufrió afectaciones en su estructura. El sector Palmar Arriba, provincia Santiago, sufrió erosiones por el desborde del río Quinigua.

María Trinidad Sánchez

En la Provincia María Trinidad Sánchez  se mantienen  incomunicadas 66 comunidades debido a la crecida del río Boba.

En el municipio de Nagua, se activó el Centro Comunal de San José de Villa, con  40 adultos, 22 niños y un envejeciente discapacitado.

En la  Iglesia evangélica del sector Buenos Aires I se albergaron 55 personas y en la Iglesia evangélica del Sector Buenos Aires II, 60 personas.

Ante la presente temporada ciclónica y posibles nuevas inundaciones, el COE recomienda a la población seguir los lineamientos y orientaciones de los organismos de protección civil.

“La población debe atender y acatar el llamado a evacuación obligatoria que están haciendo las instituciones de socorro, principalmente en las provincias en alerta roja y amarilla”, dijo la institución durante una rueda de prensa este domingo.