¿Fue necesaria la decisión de SeaWorld de poner fin a su espectáculo con las orcas?

El fin de los espectáculos de mal gusto al estilo de circo de SeaWorld era inevitable y necesario, pero es el tema de la cautividad lo que les niega a estas orcas todo lo que es natural e importante para ellas.

El anuncio de SeaWorld es como el anunció de un circo que dice que ya no seguirá azotando a los leones en su número de circo, pero todavía los mantiene encerrados en jaulas de por vida.

Como indicó el representante estadounidense Adam B. Schiff de California cuando presentó el proyecto de ley federal de protección de orcas, ningún cambio a los tanques de SeaWorld será suficiente para satisfacer las necesidades de estos animales.

Es por eso que Peta pide a SeaWorld detener la cría de orcas y empezar a construir santuarios marinos donde pueden experimentar un entorno natural, real y, finalmente, prosperar.

La Comisión Costera de California prohibió a SeaWorld criar orcas en cautiverio, pero dio paso a la ampliación de los recintos de los mamíferos como parte del trato. ¿Fue este un acuerdo justo?

La Comisión Costera de California hizo bien por las orcas en exigir, como condición para la aprobación del Proyecto Mundo Azul, que SeaWorld cesara en la cría de orcas, que en última instancia pondrá fin al sufrido cautiverio de orcas en California.

SeaWorld ha admitido que tenía la intención de criar aún más orcas para llenar los tanques nuevos, pero la decisión de la Comisión se asegurará de que no habrá más orcas condenadas a una no-vida de soledad, privación y miseria si SeaWorld sigue adelante con el plan.

¿Por qué ha recibido tanta crítica el parque de San Diego de SeaWorld en particular?

Más personas que nunca son conscientes de que las orcas sufren física y psicológicamente en los pequeños tanques de concreto de SeaWorld, que, para estos animales de gran tamaño, son del tamaño de una bañera.

SeaWorld podría, y debería, centrarse en los esfuerzos de rehabilitación de la fauna silvestre, liberar las orcas a los santuarios costeros, y crear una experiencia educativa, interactiva, moderna, de alta tecnología, que sea atractiva para la generación del milenio y sus niños.

Pero en cambio, se ha afincado en sus talones e insistido en continuar explotando a estos majestuosos animales con fines de lucro.

¿Qué se debe hacer con las orcas que ya no participarán en el programa?

Durante años, Peta le ha pedido a SeaWorld que construya santuarios costeros, donde las orcas podrían sentir y experimentar el océano, escuchar sus familias en libertad, y, posiblemente, un día, nadar libremente con ellas.

Las orcas pertenecen al océano, no a tanques de concreto. Punto.

Si fueran devueltas a su hábitat natural, ¿tendrían problemas en la adaptación?

Los santuarios costeros son una opción viable y apropiada para las orcas que no pueden ser dejadas partir a la libertad de los mares, y los expertos coinciden en que, por fin, tendrían la oportunidad de prosperar.

¿Qué viene en el futuro?

El mensaje está puesto en la pared para que SeaWorld lo vea. La compañía ha perdido en la venta de entradas, ganancias bursátiles, patrocinadores corporativos, reservas de conciertos, y el apoyo de un tipo de público que no quiere ver que se les niegue a las majestuosas orcas todo lo que es natural e importante para ellas.

Las demandas, resoluciones, y la legislación pendiente obligarán a SeaWorld a detener la cría de orcas en una vida de cautiverio y exhibirlas con fines de lucro.

Si SeaWorld quiere tener alguna esperanza de sobrevivir, debe cambiar su modelo de negocio para centrarse en la rehabilitación de la fauna, santuarios costeros para las orcas, y una experiencia educativa interactiva de realidad virtual, que realmente podría atraer a un público.