Una pareja contrajo matrimonio después de conocerse de una forma inusual: ella necesitaba un transplante y él le ofreció su hígado sin conocerla