El expresidente Leonel Fernández consideró este miércoles que el asesinato del alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, obliga a que el país considere el desarme de la población civil y, en ese sentido, sugirió frenar de inmediato los permisos para el porte y tenencia de armas de fuego.

Al acudir al velatorio del malogrado edil, Fernández calificó de "indiscriminado" el número de armas en poder de la población civil.

"Yo pienso que esta muerte trágica, esta muerte horrenda de Juancito de los Santos, nuestro amigo y compañero, también motiva una reflexión en la sociedad dominicana, una reflexión para respetar la vida, para considerar y respetar el valor que tiene la vida en un ser humano, que una cosa no pueda ser tan frágil que cualquier conflicto, cualquier diferencia que pudiera tener conlleva a que el otro agreda hasta el punto de quitar la vida", dijo.

Fernández exhortó a que la sociedad reflexione sobre el grave suceso ocurrido en torno al alcalde De los Santos.

"Yo pienso que el respeto y la consideración hacia los demás son valores y principios fundamentales para la convivencia entre seres humanos, agregó el exgobernante.

En ese orden, estimó que lo sucedido ha generación una conmoción, un estremecimiento emocional de la sociedad dominicana, "porque también lo que pone de relieve es la fragilidad de todos, la vulnerabilidad de cada ser humano para recibir una agresión. Tenemos que superar eso, eso es inaceptable en una sociedad civilizada".