¿Cuáles son las lecciones del Súper Martes?

Donald Trump y Hillary Clinton han surgido como claros principales candidatos para las nominaciones presidenciales republicanas y demócratas, respectivamente. Ambos lideran sustancialmente en el conteo de delegados. A menos que la investigación de mensajes de correo electrónicos de Clinton la acuse de actividad criminal, ella está bien en el camino a la nominación.

Trump aún tiene trabajo por hacer, pero siempre y cuando permanezcan dos o tres oponentes en la carrera, él está en una posición de avasallar en las siguientes dos semanas de primarias y asambleas.

¿Qué significan los resultados para el resto de los EE.UU. y para el mundo?

El Súper Martes entrega señales de tendencias en la carrera presidencial, pero la imagen no se convertirá en algo claro como el agua hasta el 15 de marzo, cuando Florida y Ohio realicen sus primarias y el ganador se lleve todo.

Trump tiene la oportunidad de eliminar eficazmente al senador Rubio y al gobernador Kasich al ganar en sus respectivos estados de origen. No fue capaz de derrotar al senador Cruz en su estado natal de Texas, la noche anterior, por lo que Cruz se mantiene en la carrera por ahora.

¿Cómo fue el desempeño de Sanders?

El senador Sanders fue incapaz de romper el cortafuegos de Clinton en el Sur. Le ha ido bastante mal con los votantes afroamericanos. Su pérdida en Massachusetts, uno de los estados más liberales en EE.UU. y un estado vecino a su estado natal de Vermont, fue devastador. A menos que pueda ampliar su atractivo más allá de los votantes jóvenes, blancos, con estudios universitarios, va a perder las próximas elecciones primarias en diversos estados grandes, como Florida.

¿Podría permanecer en la carrera?

Sanders puede permanecer en la carrera. Ganó cuatro estados en el Súper Martes en diferentes regiones del país –Vermont, Colorado, Minnesota y Oklahoma– por lo que es posible que él pueda afirmar un éxito continuo. Habrá algunas oportunidades para que él gane en el futuro, especialmente en los estados del caucus.

Él todavía está recaudando una gran cantidad de dinero. Creo que continuará hasta que quede eliminado matemáticamente de la carrera, volcando su atención de ganar la nominación a la difusión de su mensaje en todas partes como le sea posible.

¿Qué hay de Rubio?

El senador Rubio ganó su primer concurso de selección de delegados anoche (el caucus de Minnesota), pero se le está acabando el tiempo. No sólo terminó tercero en muchos de los eventos del Súper Martes, sino que fue incapaz de obtener más del 20% de los votos en algunos estados, lo que significa que no obtendrá delegados de estados como Texas.

¿Han mejorado los planes de Trump de obtener la nominación republicana?

Hay una verdadera preocupación entre los líderes republicanos de que Trump lleve al partido a un desastre electoral en noviembre. Él ha denigrado o marginado fuertemente a las mujeres, los latinos, los musulmanes y los discapacitados, y ha sido endeble en la denuncia de grupos de supremacía blanca.

Los conservadores de línea dura no creen que él sea lo suficientemente conservador. Muchos se preguntan si él tiene el temperamento para ser comandante en jefe. Aún tenemos que ver exámenes serios de su historial como hombre de negocios.

Algunos líderes republicanos, como el senador de Nebraska Sasse, están declarando que no van a apoyar a Trump si es nominado y están llamando a la organización para un tercero. Dicho todo esto, yo creo que la mayoría de los votantes republicanos caerán en fila detrás de Trump, si no es por ninguna otra razón, por  el miedo que tienen de una presidencia de Hillary Clinton.

¿Qué viene ahora?

Durante la siguiente semana, hay caucus en Louisiana, Kentucky y Mississippi, lo que debería ser una buena noticia para Trump y Cruz. El siguiente gran estado es Michigan, donde se votará el 8 de marzo.

Esta será una prueba para los contrincantes de Trump, especialmente Kasich, quien se ha centrado en su estado vecino, y para Rubio, cuya pretensión de ser el candidato republicano más elegible está siendo puesta a prueba.