La directora de una ONG en Virgina Occidental (Estados Unidos) llamó “simio en tacos” a la primera dama Michelle Obama, en un mensaje en Facebook que fue celebrado por la alcaldesa de una localidad de ese estado y que causó un revuelo político nacional y varias voces exigieron la renuncia de la funcionaria.

“Va a ser tan refrescante tener a una primera dama con clase, hermosa y digna en la Casa Blanca. Estoy cansada de ver a un simio en tacos”, tuiteó Pamela Ramsey Taylor, quien dirige una organización en la localidad de Clay, al celebrar la llegada de Melania Trump, la esposa del presidente electo.

“Pam, acabas de alegrar mi día”, respondió la alcaldesa local Beverly Whaling, amiga de Ramsey Taylor en la red social.

El mensaje de Facebook se extendió por todo Estados Unidos y una petición online pidiendo que ambas mujeres renuncien a sus cargos recolectó más de 85,000 firmas en pocas horas.

La directora de la ONG tuvo que dejar su cargo, según informaron The Washington Post y el New York Daily News, mientras que aumentan las voces para que la alcalde haga lo mismo al tomar trascendencia nacional el mensaje racista.

Ramsey Taylor dijo a un medio local que, aunque sus dichos “pueden ser interpretados como racistas, no tuvieron esa intención”, ya que expresó una opinión personal sobre la belleza, no sobre el color de la piel de la primera dama.

En la misma línea, la alcaldesa Whaling manifestó que su comentario no tuvo la intención de ser racista: “Me referí a que alegró mi día por el cambio en la Casa Blanca”.

“Me disculpo por cualquier daño que pueda haber causado. Los que me conocen saben que no soy racista”, añadió la política de Clay, localidad en la que el 98 por ciento de sus 9,000 habitantes son blancos, según el censo de 2010.