Ya está en manos del Ministerio Público dominicano uno de los franceses que supuestamente colaboraron para la fuga de los dos pilotos galos que estaban condenados a 20 años de cárcel y que el 29 de octubre violaron el impedimento de salida que pesaba sobre ellos.

Chistophe Naudin, un experto en criminología y especialista en seguridad aérea, llegaba en un vuelo de Delta Airlines previsto para aterrizar en el Aeropuerto Internacional de las Américas a las 12:17 de la madrugada de este viernes. Venía procedente de Egipto, donde fue apresado el 3 de febrero. Había viajado allí por asuntos de negocio.

“El señor Naudin será presentado a la Justicia dentro de los plazos correspondientes”, advirtió ayer el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, cuando anunciaba que el vuelo había partido desde El Cairo con escala en Nueva York, Estados Unidos.  “Vamos a solicitar las medidas de coerción correspondientes y el arresto de conformidad con las normas procesales de República Dominicana”, declaró.

Debido al hecho por el cual lo someterán, parece difícil que Naudin, quien sirvió de testigo de descargo en el juicio de primera instancia contra los pilotos, pueda obtener una medida de coerción distinta a la de prisión.

En noviembre, el país tramitó a la Interpol la orden de captura internacional contra Naudin, y además contra el eurodiputado Ameryc Chauprade y el político Pierre Malinowski, por actuar en conjunto para la operación de fuga.

Según declaraciones a la prensa y a videos que tiene la Procuraduría, estos ciudadanos franceses ayudaron a los pilotos Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, a evadir el impedimento de salida que pesaba sobre ellos por la condena a 20 años en primera instancia emitida en agosto pasado. El caso, popularizado como air cocaine y por el que hay otros dos franceses condenados, se relaciona con los 700 kilos de cocaína incautados en un avión en marzo de 2013 en el aeropuerto de Punta Cana.

Los cargos

La Procuraduría someterá a Naudin por asociación de malhechores y por trata y tráfico ilícito de migrantes.

Sin embargo, como ocurrió con los pilotos y ha ocurrido con otros casos, en Francia se conformó un comité de apoyo a Naudin y de cuestionamientos a la justicia dominicana. A través de la página web http://soutenir-christophe-naudin.fr/, el abogado del extraditado, Martin Reynaud, negó que su defendido pueda ser sometido por este cargo.

Sostiene que Naudin nunca admitió que intervino en la salida desde República Dominicana, sino “que había recogido en su barco en aguas internacionales, los dos pilotos para la entrega de ellos a la isla francesa de St. Martin”. Sostiene que los cargos no proceden porque ni los pilotos eran migrantes ni Naudin se benefició económicamente de su evasión.

Domínguez Brito prometió que el Estado dominicano garantizará el debido proceso legal y su derecho a defensa. “También esperamos la mayor de las sanciones por parte de las autoridades judiciales; esto es una burla a la justicia de la República Dominicana y es algo que nosotros no podemos permitir ni tolerar sin consecuencias”, declaró Domínguez Brito.