El jueves se inició en Washington, Estados Unidos, la cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear con el objetivo de discutir políticas para eliminar el material nuclear, ratificar tratados relacionados con la seguridad y reforzar y mejorar la tecnología nuclear.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dio la bienvenida a líderes mundiales y representantes más de 50 países, incluidos el presidente argentino, Mauricio Macri; el mexicano Enrique Peña Nieto y la chilena Michelle Bachelet, además de representantes de la Interpol, Unión Europea y el Organismo Internacional de Energía Atómica.

Por su parte los países latinoamericanos no solo van como espectadores, ya que tienen mucho que aportar como "una región de paz libre de armas nucleares”, declaró a medios internacionales la canciller argentina, Susana Malcoma.

“Cuando se firme el acuerdo de paz en Colombia, Latinoamérica será una región libre de conflictos. Por esa razón se tiene mucho para decir en una reunión como esta, y se puede dar un ejemplo al mundo” agregó.