Donald Trump ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, y ahora, muchos de sus seguidores se han dado a la tarea de comenzar con ataques racistas.