Cargados de cánticos, luces, trineos y “Santas”, muchos de los grandes establecimientos comerciales de Santo Domingo le abrieron sus puertas a la Navidad 2015.

Así también buhoneros y pequeños comerciantes se aprovisionan para  las fiestas más esperadas. Un común denominador es el lento flujo de personas visitando o comprando artículos de la época, según testimonios .

Lo que se sí está presente es el clima frío en la atmosfera, y así de fríos están en muchos de los negocios cuyos propietarios dicen no sentir que esta Navidad sea mejor que años anteriores; más bien, lo ven como un año de pocos ingresos. 

La avenida Winston Churchill se llena de colores y de llamativas decoraciones; eso se puede notar en el negocio de  Julio Sánchez, artesano de los charamicos que por años fabrica con sus manos y los vende en este céntrico lugar.

Pero las  estrellas, conos, árboles de colores, bolas, burros, venados, ángeles y coronas no están en su mejor momento para la venta, según expresó Sánchez, quien no se siente satisfecho con los 15 días que ya tiene vendiendo su artesanía.

“Estas Navidades están flojas, el 15 de noviembre es que inicia el flujo de personas. El  año pasado estaba mejor que ahora. Vamos a ver este año. Yo vendía todos los días de cuatro mil a cinco mil pesos, pero ahora hay días que nada”, dijo Sánchez.  Indicó que ha mantenido los precios normales y hasta menores que el año pasado:  entre mil y mil 300 pesos, dependiendo del tamaño. Comentó que espera poder recuperar los 15 mil pesos que le paga al Ayuntamiento del Distrito Nacional por el uso del lugar durante las fiestas.

En la popular arteria de la  avenida Duarte permanecen a la expectativa de días venideros, para ver si el comercio se dinamiza.  “Normalmente, las personas inician sus compras después del 15 (de noviembre), los que compran al por mayor sus mercancía, hay muy poca venta y todo está más caro, mi ganancia ha sido menor al año pasado, y hemos aumentado los precios”, explicó Teresa Tineo. En tanto que Dermina Rambaldi, propietaria de un salón de belleza,  dijo que “aún no ha entrado el dinero de las Navidades, las ventas se reflejan del 20 al 30 de noviembre. Esta Navidad está más floja que otras”.

Aunque las ventas están aún lentas, algunos comerciantes se sienten esperanzados de las cosas saldrán mejor que hasta el momento y por tanto tienen sus negocios recién surtidos con mercancías alusivas a la época. Alexandra Lugo, encargada de un establecimiento de ropa deportiva, explicó que “aunque las  festividades están muy cerca es a partir del 20 que comienza a verse movimiento por la gente. y luego con el pago del doble sueldo”.

“El año pasado estuvieron un poco lentos los ingresos pero parece que este año puede ser mejor, hay quienes vienen desde ahora para no esperar el tumulto de gente”, puntualizó.

Para Rafael González, consumidor, “todavía es muy temprano; a partir del día 15 se pueden incrementar las ventas de los productos y frutas, es la fecha en la que yo comienzo a comprar”.
Vendedores de uvas, peras y manzanas, las tradicionales frutas de Navidad, dijeron a Metro que compran pequeñas cantidades para ir midiendo el comportamiento de los clientes.  Las manzanas se venden a  25 y 35 pesos y la uvas a 100 y 125 pesos la libra.

“No hemos variado el precio, donde la compramos están más caras pero la seguimos vendiendo igual al año pasado”, expresó uno de los buhoneros del lugar.