Hillary Clinton logró manejar los ataques de Donald Trump de la mejor forma posible: sonriendo. La candidata demócrata a la presidencia de Estados Unidos logró sobreponerse a su rival con buen humor y los medios estadounidenses más importantes la reconocen como ganadora del primer debate televisado de la campaña después de las convenciones.

Fue ella la que comenzó la ofensiva, poniendo en duda las capacidades administrativas de Donald Trump y recordando que heredó toda su fortuna. De ahí, frenó la marcha y se dedicó a exponer sus ideas para su posible gobierno. Trump, en cambio, le respondió con ironías y sugerencias malintencionadas.

Finalmente, después de la primera media hora, Trump comenzó a desinflarse al mismo tiempo que en las redes sociales aparecían los primeros pedidos de verificación de datos a los dichos de Trump. Como por ejemplo, a la pérdida de empleo en los estados de Ohio y Michigan. “Se están perdiendo miles de empleos ahí”, dijo Trump. Pero según la National Public Radio de Estados Unidos, el desempleo en ambos estados del “midwest” es de 4.7 por ciento en Ohio y 4.5 en Michigan. El promedio nacional es 4.9. “Espero que los verificadores estén haciendo bien su trabajo”, dijo Clinton.

Los estadounidenses vivieron el debate como un partido de fútbol americano. Disfrutaron con las frases provocadoras de Trump, se rieron con los ataques de Hillary Clinton, tomaron cerveza escuchando las principales ideas de cada uno. Aquí algunas frases:

“Se están perdiendo miles de empleos ahí”. Donald Trump, sobre los dos estados que están bajo el promedio nacional de desempleo.

• Donald Trump criticó a la administración de Bill Clinton por haber fallado en el mejoramiento de la calidad de vida de los estadounidenses después de varias décadas en el servicio público. Mientras ella le respondía, él la interrumpió varias veces. “Disculpa… Donald, sé que vives en tu propia realidad”, le dijo Clinton.

• El republicano aseguró que Hillary Clinton “no tiene fortaleza física” para ser presidenta de EE.UU. En respuesta, Clinton recordó sus viajes por el mundo y las negociaciones que llevó a cabo para la resolución de conflictos, mientras recordaba el gusto de Trump por llamar a las mujeres “cerdas, buenas para nada y perras”.

• En un momento, Donald Trump aseguró que “pensaba hacer una declaración demasiado dura contra Hillary Clinton y su familia, pero me arrepentí”. Esto, en referencia al escándalo de Bill Clinton y Monica Lewinski.

• Trump hizo varias críticas a la forma en que Hillary Clinton manejó la salida de Estados Unidos de la guerra de Irak. Aseguró que estuvo en contra de la invasión en 2002, y Clinton dejó en evidencia sus contradicciones asegurando que lo había declarado así (en una entrevista a BuzzFeed en ese año).

Lester Holt, el moderador del debate, intervino: “Los reportes indican otra cosa”.

“En verdad, no creo que tengas ninguna estrategia (para vencer a Isis)”.Hillary Clinton, candidata demócrata

• El candidato republicano aseguró que su mayor fortaleza era su gran temperamento, a lo que Clinton respondió con un gran “¡Wooo! OK”.

• Clinton se burló del supuesto “plan secreto” de Trump para vencer al Isis. Esto, porque hasta ahora no ha presentado una estrategia concreta para la guerra de Siria. “En verdad, no creo que tengas ninguna estrategia”, dijo.

•Donald Trump expuso sus ideas para bajarle los impuestos a los ricos mientras hacía referencias malintencionadas a Clinton. Ella respondió: “Parece que voy a ser culpada por todo lo que nunca pasó”. “¿Por qué no?”, respondió Trump.