Los padres están obligados por ley a mantener a sus hijos, pero paradójicamente, los hijos no están forzados a proteger a sus padres, una vez que éstos alcanzan la tercera edad.

El Código Civil Dominicano establece en su artículo 205 que “los hijos están obligados a alimentar a sus padres y ascendientes necesitados”, sin embargo, en la práctica sucede lo contrario.

Debido a esta disyuntiva y a la cantidad de padres envejecientes que atraviesan por necesidades, tanto económicas como afectivas, la comunicadora Gianny Paulino, al frente de la Fundación Manos Arrugadas, la cual preside, sometió al Congreso un anteproyecto de ley en el que reclama a hijos la manutención de sus padres.

Paulino explicó a Metro que el proyecto, que fue depositado en octubre de 2015 “perimió en el Congreso sin que ellos hicieran absolutamente nada”.

Dijo que la pieza se introdujo al Senado de la República, “estuvo en la mano de su secretaria, la señora Amarilis Santana, y a la verdad que no hicieron absolutamente nada”.

“En este momento, nosotros estamos esperando que comience la nueva legislatura para reintroducir la pieza, esperando que sea evaluada y aprobada en el Senado y en la Cámara de Diputados para luego hacer el proceso de la promulgación por parte del Poder Ejecutivo”, manifestó la titular de la Fundación Manos Arrugadas.

“Tenemos esperanza en ese proyecto porque hoy en día son muchos los padres que realmente languidecen de necesidad alimentaria, medicinal y afectiva, con hijos que están saludables, que trabajan y que son productivos; sin embargo, no recuerdan a sus padres y eso es muy doloroso; eso evidencia una sociedad de personas malagradecidas, de personas que no devuelven lo que han recibido”, sostuvo Paulino.

Los hijos están obligados a cuidad y mantener a sus padres al llegar a la tercera edad, debido a que hay una ley natural que se crea con la afiliación.

“De hecho, está avalado por el derecho natural; el hijo tiene un deber de proveer a sus descendientes y a sus ascendientes, pero no hay ninguna ley que nos permita ejecutar esa obligatoriedad, por tanto, nos sentimos con la mano vacías”, agregó.

Cómo funciona

La presidenta de Manos Arrugadas explicó en el procedimiento para su ejecución, la pieza prevé la intervención de la acción pública, a través de un representante de la Justicia o del Ministerio Público. Pero aclaró que también la acción la puede activar cualquier persona que denuncie el abandono y descuido del adulto mayor.

Expuso que el adulto tiene que demostrar la necesidad, así como indicar que el hijo también está en la capacidad de asistirlo.

La ley, una vez aprobada en el Congreso y promulgada por el Ejecutivo, contará con un artículo que permita sancionar a los hijos que se nieguen a cumplir con su obligación y persistan en su negativa después de haber sido requeridos para ello.