El candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, recibió este miércoles su primer informe clasificado sobre inteligencia en una reunión con altos cargos de la seguridad nacional estadounidense.

Se trata de reuniones que el gobierno de EE.UU., a través de la Dirección Nacional de Inteligencia, organiza históricamente con los candidatos de los principales partidos para prepararlos en asuntos de seguridad en caso de que lleguen a la Casa Blanca.

Pese a que se trata de material clasificado, el contenido no incluye información muy sensible, especialmente la que tiene que ver con operaciones encubiertas y programas de defensa relacionados con secretos nucleares.

Miembros de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia, la máxima instancia en esos temas, son los encargados de dar el informe, que sí abarca asuntos relacionados con amenazas externas y preocupaciones del Gobierno sobre asuntos de política internacional. Se trata del mismo nforme anual que recibe el Senado, denominado “ Worldwide Threat Assessment”.

La reunión se celebró en unas oficinas del Buró Federal de Investigaciones (FBI, en inglés) en Nueva York y duró unas dos horas, de acuerdo con los medios que presenciaron la entrada y salida del magnate inmobiliario.

Al salir, Trump no hizo comentarios al respecto.

Horas antes del encuentro, Trump había sembrado dudas en una entrevista con Fox News sobre su confianza en la inteligencia estadounidense.

“No (confío) mucho en las personas que hacen (inteligencia) para nuestro país. Mira lo que ha pasado en los últimos 10 años, ha sido catastrófico”, dijo el polémico candidato.

Según Trump, las decisiones tomadas por la actual Administración de Barack Obama permitieron el surgimiento del Estado Islámico (EI) y el consecuente debilitamiento de la seguridad estadounidense.

El magnate también criticó los informes de inteligencia que indicaron en 2003 que Sadam Husein tenía “armas de destrucción masiva” en su poder y que llevaron a la invasión de Irak por parte de la Administración del republicano George W. Bush.

“Todo lo que nos queda de Irak y nuestras operaciones en Oriente Medio es muerte, destrucción y una tremenda pérdida económica”, dijo en la entrevista, al remarcar que Estados Unidos “hubiese estado mejor fuera” de todo ese escenario.

Muchos pusieron en duda que Trump esté capacitado para recibir información clasificada proveniente de la inteligencia nacional, especialmente por su temperamento impredecible y por las simpatías expresadas por el presidente ruso, Vladimir Putin.

Cita

“No (confío) mucho en las personas que hacen (inteligencia) para nuestro país. Mira lo que ha pasado en los últimos 10 años, ha sido catastrófico”. Donald Trump.