A sus 16 años, la joven argentina fue violada y empalada hasta la muerte. Su asesinato conmocionó a millones de mujeres en América Latina