El candidato presidencial Luis Abinader afirmó que el gran crecimiento demográfico y las “duras condiciones” en que vive la mayoría de los pobladores de Santo Domingo desmienten las cifras ofrecidas por el presidente Danilo Medina de que un segmento importante de la población ha dejado de ser pobre.

Abinader dijo que el aumento del número de diputados que originalmente atribuyó la Junta Central Electoral a la provincia de Santo Domingo es indicativo de un alto crecimiento de electores y su descendencia.

Manifestó que sólo ese dato refleja que no es cierta la revolución del campo que “pregona” el presidente Medina, mientras que la mayoría de los nuevos asentados vive en duras condiciones de vida y sin servicios de calidad con que habita la clase media, por lo que es falso que una cantidad significativa de los pobres haya ascendido socialmente.

“Estoy visitando los barrios desolados, he entrado a los callejones, a la parte atrás de los vecindarios, en busca de los niños bien nutridos, vestidos y calzados, los automóviles y las casas confortables de todos los pobres que Danilo dice que sacó de la pobreza y los convirtió en clase media, pero no los he encontrado”, expresó Abinader durante una parada que hizo ayer en un recorrido que comenzó en Pedro Brand, continuó en Los Alcarrizos y siguió por Santo Domingo Oeste.

Afirmó que “no he encontrado los clase media de Danilo ni aquí en Pedro Brand, ni en Los Alcarrizos, en Buenos Aires o en Herrera, ni en Katanga, Los Mina, Santo Domingo Este o en los barrios de Santo Domingo Norte, porque se trata de cifras inventadas que confunden el gran bienestar de los altos funcionarios del Gobierno con la dura realidad que se vive en los barrios populares”.

Abinader reconoció que en muchas zonas de la provincia Santo Domingo observa desarrollo y pujanza, lo cual se debe a los esfuerzos tesoneros y los grandes sacrificios de sus empresarios de la industria, el comercio, diferentes servicios  y de las micro, pequeñas y medianas empresas que verán ensanchados sus oportunidades en un Gobierno como el que presidirá, que será un firme aliado de la iniciativa privada en todos los niveles.

“Danilo se va del poder sin haber puesto en vigencia una estrategia efectiva para controlar la delincuencia, generar oportunidades de empleo para emprender negocios ni lograr el bienestar a que tienen derecho todos y cada uno de los dominicanos y dominicanas”, aseguró Abinader.