El excandidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, declaró ayer que el “afán del gobernante Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por arrebatarle posiciones electivas a la oposición procura completar las tres cuartas partes de mayoría para dirigir el Congreso Nacional a su antojo”.

Destacó que contar con esta cuota en ambas cámaras le permitiría reformar la Constitución en procura de una nueva reelección en 2020 y controlar otros aspectos fundamentales de la vida del país.

El principal opositor reiteró además que los partidos de oposición no darán por terminado, ni aceptan los resultados de las elecciones, hasta tanto sea realizado el conteo manual en los tres niveles de elección, tal como lo establece la Ley Electoral y la resolución emitida por la Junta Central Electoral en la víspera de las elecciones.

Abinader afirmó que su lucha en la crisis post electoral se debe a la necesidad de que en el país se respete la democracia; dijo que una muestra de ello es que no está haciendo reclamos por su candidatura, sobre la que ya ha reconocido que el presidente Danilo Medina impuso su reelección, aunque no sea con el porcentaje que le atribuye la Junta Central Electoral.

Aseguró que de hecho, “el presidente Danilo Medina no usó todos los recursos del Estado para alcanzar más del 50 % de los votos o sólo para superarlo como candidato opositor, sino para derrotar los porcentajes que obtuvieron en el pasado los expresidentes Juan Bosch y Leonel Fernández.

“Lo que en realidad nosotros estamos reclamando son las conquistas obtenidas por los candidatos de la oposición, especialmente los del PRM y aliados, en sus candidaturas congresuales y municipales, en lugares en que han ganado y se les está tratando de arrebatar sus triunfos”, precisó.

Dijo que en el Distrito Nacional, “el PRM está defendiendo dos diputaciones, así como en otras demarcaciones, que se les quieren arrebatar, en una maniobra antidemocrática del PLD”.