El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, asesor de seguridad del candidato presidencial del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Luis Abinader, afirmó ayer que el sistema de seguridad dominicano es infuncional y declaró que la corrupción debe ser eliminada comenzando por las altas instancias.

“Desde lo más alto de las esferas, hasta las más bajas se debe eliminar la corrupción; de eso depende recuperar la seguridad”, expuso Giuliani durante la presentación en Santo Domingo del plan de seguridad que le solicitó Abinader.

El exalcalde de Nueva York, quien ya estuvo en el país en febrero, señaló que las estadísticas frente a la inseguridad y la criminalidad del país “son imprecisas”. “Si no existen números reales y confiables frente a los actos criminales que ocurren, no se puede hacer un plan para combatir la inseguridad”, planteó Rudolph Giuliani.

Destacó que todas las divisiones policiales y de la justicia tienen que enfrentar el crimen de forma conjunta “desde la investigación hasta la condena”.

“Lo más importante es el compromiso político para erradicar la corrupción y administrar la justicia con igualdad entre ricos y pobres”, agregó.

Rudolph Giulianitambién se refirió a la alta tasa de feminicidios en el país y propuso, para hacerle frente, una unidad de especialización de víctimas de violencia doméstica.

Abinader

El candidato del PRM dijo que las recomendaciones del equipo de Giuliani son parte de un amplio plan, que incluye la ampliación del acceso de los jóvenes de los barrios del país al deporte, las artes y el empleo digno.

Se refirió además a la implementación de una reforma policial que conllevará el fortalecimiento de las competencias, eficientización de los procesos de investigación, y aumento de la calidad de vida y protección de los miembros de la policía y sus familias.

Afirmó que para su administración la seguridad ciudadana tendrá alta prioridad, Abinader expuso que serán adoptadas medidas eficientes tanto en la actuación policial como en el Ministerio Público, adecuándolas debidamente a las leyes y contexto social y cultural del país.

Abinader dijo estar consciente  de las implicaciones sociales y económicas de la delincuencia y la violencia, por lo que aseguró que para empezar a mejorar la seguridad de los dominicanos su “gestión del cambio” incluye un salario mínimo equivalente a  500 dólares para los rasos, incremento de sueldo  y otros beneficios en todos los rangos de la institución, pago adicional por horas extra al personal que exceda su jornada normal de trabajo y equipamiento y cambios fundamentales en los procedimientos policiales del país.

Destacó como uno de los puntos esenciales que el Departamento de Policía y el Ministerio Público mejoren y aumenten significativamente los presupuestos de las unidades de violencia de género y de prevención y atención a la violencia, proporcionando al servicio de las mujeres capacitación especializada y la instalación o mejoramiento de recursos de laboratorios científicos, para mejorar  la atención a homicidios, violaciones y abuso sexual, violencia doméstica de género y abuso a niños.