El expresidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva asumirá la Casa Civil, un ministerio clave para la articulación política, en el gobierno de Dilma Rousseff, indicó el miércoles el diputado José Guimaraes, líder del oficialista Partido de los Trabajadores en la Cámara baja, en su cuenta de Twitter.
Según Guimaraes, Lula reemplazará a Jacques Wagner en ese cargo.

“Ministro (Jacques) Wagner muestra grandeza y desprendimiento en el día de su cumpleaños al dejar la Casa Civil! Lula nuevo ministro de la cartera”, escribió Guimaraes.

Rousseff retomó durante la mañana de ayer las negociaciones con Lula para sumarlo a su atribulado gobierno, que cruje entre acusaciones de corrupción y una fuerte recesión económica.

Lula, ícono de la izquierda latinoamericana, que está siendo investigado por el megafraude en Petrobras, intentará reagrupar a los aliados del gobierno para frenar un pedido de juicio de destitución en el Congreso contra Rousseff por supuesta adulteración de cuentas públicas.

“La llegada de Lula es algo muy importante y relevante”

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, defendió su decisión de incluir en su gabinete al cuestionado expresidente, argumentando que “la llegada de Lula es algo muy importante y relevante. Primero, por su inequívoca experiencia política y segundo por los conocimientos que tiene del país”.

Además, aseguró que le da risa leer los cuestionamientos sobre su nombramiento y descartó que el nombramiento busque proteger a Lula de la justicia brasileña.