La peor caída en ocho años del mercado chino arrastró a las bolsas de Asia y Europa, y contagió a Wall Street, que a pesar de buscar una apertura sin sobresaltos, el Dow Jones sufrió en los primeros minutos una  caída de 1000 puntos, es decir, un retroceso de 5%.

Cabe destacar, de acuerdo con CNBC, que será al final de la jornada cuando se puedan conocer los daños ocasionados en el Dow Jones, índice que nunca ha caído más de 800 puntos. Lo más cerca que estuvo fue en agosto de 2008, cuando perdió 777 unidades.

Mientras que el indicador S&P cedió un 6% y el Nasdaq sufrió un descalabro en la apertura de 8.5%. Por su parte, el operador de la bolsa de Nueva York, New York Stock Exchange (NYSE), invocó la “regla 48”, que permite a los creadores de mercados no mostrar los precios antes del campanazo.

Los gigantes del mundo de la tecnología, Facebook y Apple, cayeron 14% y 11%, de manera respectiva.

BMV, “GOLPEADA” POR EFECTO CHINO

Los mercados accionarios en el mundo abrieron con fuertes pérdidas debido a la debilidad de la economía china y el descenso en los precios del petróleo.
La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no está exenta de dicho movimiento global, por lo que registra una caída de 6.38 por ciento, lo que representa una baja de dos mil 691.62 enteros respecto al nivel del viernes previo.
Con ello, el Índice de Precios y Cotizaciones pasó de 42 mil 163.82 enteros del viernes pasado a 39 mil 472.20 unidades esta mañana, en un arranque de sesión donde las principales emisoras presentan descensos.

Las emisoras de mayor ponderación en el IPC abrieron con fuertes descensos, donde América Móvil cedió 7.18 por ciento, Cemex bajó 9.62 por ciento, Grupo México perdió 6.58 por ciento y Walmart 4.37 por ciento.

DÓLAR SE VENDE EN 17.45

La cotización el peso frente al dólar sufrió una sacudida más este lunes, tras el descalabro financiero en China, las bolsas más importantes de Europa y Wall Street.

Los problemas bursátiles afectaron en la apertura a la Bolsa Mexicana de Valores y de ahí el desplome del peso, que se cotiza en sucursales bancarias hasta en 17.45 pesos por cada divisa estadounidense, informó Banamex.

En el AICM, donde normalmente se promedio por debajo de los 17 pesos, este día se ofertó en 17.18, lo que mostraba la fuerte presión de los mercados en la moneda mexicana.

CHINA, UN TORBELLINO QUE ARRASÓ AL MUNDO

El mercado accionario de China registró el lunes su peor caída en ocho años pese a la inyección de miles de millones de dólares del gobierno para detener un tropezón que borró las ganancias de todo el año. La caída amenaza con golpear los mercados globales esta semana, de la misma manera que la semana pasada, cuando las pérdidas en la bolsa china desencadenaron una corrida generalizada a nivel mundial.

El índice compuesto de Shanghai, de referencia, perdió 8,5 % para cerrar en 3.209.91 puntos, su mayor caída en un día desde el 8,8% que perdió el 27 de febrero de 2007. El índice está 38% por debajo de su máximo, que alcanzó el 12 de junio y está apenas 1% abajo del nivel que tenía el 31 de diciembre, el último día de operaciones del año pasado.

"Este es un resultado desastroso para China, que ha trabajado muy duro para animar de nuevo su mercado de acciones tras la caída del 2007 y haber gastado miles de millones de dólares en impulsarlo desde junio", dijo en un informe Angus Nicholson, de IG Markets.

Los pequeños inversores han sufrido pérdidas graves, lo que da al traste con la intención de comprar acciones y altera los planes del Partido Comunista de usar al mercado como medio para recaudar el dinero necesario para reformar la industria estatal.

Según varios analistas, esta larga racha de pérdidas en las bolsas chinas se debe a varios factores, especialmente las dudas sobre la marcha de la economía del país, la segunda mayor del mundo, después de unos datos macroeconómicos mediocres en los últimos meses, que alimentan las dudas sobre el crecimiento de China a medio plazo.

EUROPA TAMBIÉN SUFRE

El desplome inició en Asia y rápidamente se propagó a Europa, donde azotó los mercados más importantes en Alemania y Francia.

La mala jornada asiática se tradujo, a su vez, en la apertura con fuertes pérdidas en las principales bolsas europeas: Londres, Fráncfort, París y Madrid abrieron hoy con caídas de entre el 2.55 y el 3.24%.