El presidente venezolano, Nicolás Maduro, acusó a Estados Unidos de contaminar sus afluentes subterráneos de agua dulce y provocar micro terremotos semanales con su técnica de extracción petrolera fracking (fracturación hidráulica) que fractura la corteza terrestre.

“En Estados Unidos están contaminando todos los afluentes de agua con la metodología del fracking” y “destruyendo la corteza terrestre provocando, en regiones enteras micro terremotos, ahora permanentes, cada semana”, declaró Maduro en una alocución televisada.

Maduro ha subrayado insistentemente desde el año pasado que la explotación de petróleo y gas de esquisto por Estados Unidos a través de este sistema destruye la corteza terrestre, además de “inundar” el mercado del petróleo y hacer bajar su precio.

Se trata de un método que ha “contaminado los afluentes de agua interiores; todas las han contaminado con químicos”, remarcó Maduro.

“Es impresionante cómo están destruyendo a los Estados Unidos para producir petróleo a través del método de fracking, y el pueblo de Estados Unidos debe despertar en conciencia, porque están destruyendo los Estados Unidos”, insistió.

El mandatario venezolano auguró que cuando los estadounidenses agoten sus afluentes de agua dulce las buscarán en el Amazonas, considerado uno de los más importantes “pulmones del planeta”.

“Cuándo se queden sin agua potable allá abajo, ¿qué van a hacer, adónde van a buscar el agua? ¿En el Amazonas, en el Orinoco, en el Apure, en el Arauca. ¡Alerta alerta, alerta con el agua!”, exhortó el gobernante venezolano.