"Soy un ser humano y me equivoqué durante una etapa muy complicada en mi vida", dijo entre lágrimas la exmaestra de Inglés, Brianne Altice, quien fue condenada a pasar entre 2 y 30 años de prisión por haber tenido relaciones sexuales con tres de sus alumnos, menores de edad. 

"Usted era la persona adulta. Usted era la maestra, la única persona que pudo haber evitado que esto sucediera", dijo el juez Thomas Kay, quien el mes pasado recibió una carta escrita por Altice pidiéndole no ser enviada a prisión, en la que confesaba sentirse herida y prometía que no repetiría el crimen. 

Pero no fue suficiente. El juez Thomas Kay la sentenció por los 12 delitos cometidos contra los menores de 16 y 17 años, entre los que destacan: violación abuso de menores y sodomía.

Los fiscales del caso reconocieron que los alumnos le coquetearon a la maestra, pero remarcaron que ella tenía la opción de negarse, algo que no sucedió, informa la cadena estadounidense "CNN".