Desde el domingo, Rayani Air se convirtió en la primera aerolínea basada en la ley islámica que planea ofrecer viajes desde Malasia. Como parte de su inaguración, realizó un viaje desde Kuala Lumpur hacia la isla Langkawi.

Esta no es una aerolínea cualquiera, por lo que el personal y los pasajeros tienen que seguir ciertas reglas, aprobadas por la ley de la Sharia (un código detallado de conducta en el que se basa el Islam).

El personal femenino debe de llevar puesto un hiyab y la tripulación no musulmana tiene que estar vestida decentemente, de acuerdo con el director general Jaafar Zamhari.

Tampoco se permitirá el consumo de alcohol o carne de puerco, debido a las reglas musulmanas.

Otra característica interesante es habrá momentos de oración antes del despegue para garantizar la seguridad del personal y de los pasajeros en el vuelo, informó el periódico británico "Daily Mail".

Hay que dejar claro que no se trata de la compañía de bajo coste Ryanair. La nueva  aerolínea tiene incluido en su logotipo el color verde y el negro.