El Ministerio de Educación anunció ayer que trabaja en la elaboración de un protocolo que define las normas que deben aplicarse en las escuelas para prevenir situaciones de cómo actuar cuando suceden maltratos, con énfasis en la parte emocional de niños afectados por conflictos.

El protocolo lo preparan equipos de técnicos distritales y regionales bajo supervisión de la Dirección de Sicología y Orientación del Ministerio de Educación, cuya directora general, Minerva Pérez, aseguró que esta guía tendrá como objetivo principal promover la cultura de paz en las escuelas.

Contempla también los pasos a seguir para situaciones de violencia, como los registrados recientemente en Boca Chica y La Romana.

Con respecto a las medidas disciplinarias y correctivas a tomar con los niños envueltos en los lamentables casos de las escuelas de Boca Chica y La Romana, Pérez Díaz señaló que desde Orientación y Psicología se trabaja la parte emocional de los niños que se han visto envueltos, así como de los padres y los profesores.

“Lo que se busca con este protocolo, que ha sido diseñado para corto, mediano y largo plazos, es que los centros educativos puedan crear sus guías de convivencia, que les permitan prevenir situaciones de enfrentamiento, así como realizar intervenciones oportunas”, expresó Pérez Díaz.