Radiante, muy radiante. Así fue la mañana de cielos celestes de este jueves, la que sorprendió a los lectores de Metro con un regalo inesperado. Junto con el diario, se regaló detergente Radiante en los principales puntos de la capital. Todo gracias a la eficiente entrega de nuestros promotores. Algo que solo el diario más grande del mundo puede hacer.