Transcurrida la Epifanía o festividad de los Santos Reyes, las actividades escolares retoman su curso acostumbrado.

Mañana será el tiempo para que niños y adolescentes puedan entonar esta canción que varias generaciones han cantado en la escuela: “A las clases, que ya es hora, de empezar nuestra labor...”.

El ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, recordó ayer que el jueves 7 de enero se reanudan las clases, tras el asueto por Navidad.

Amarante Baret dijo que los 2,7 millones de estudiantes, profesores y personal administrativo de las escuelas, liceos y colegios están convocados a retornar a las aulas.

“No podemos darnos el lujo de perder ni un solo día de clases. Tenemos que cumplir con la mística de aprovechar el tiempo al máximo”, declaró Amarante Baret en un comunicado.

A finales de diciembre de 2015, el Consejo Nacional de Educación decidió aplazar hasta el jueves 7 de enero el reinicio de las clases en las escuelas públicas y colegios privados del país con el objetivo de que los estudiantes puedan disfrutar con familiares y amigos los regalos propios del día de los Santos Reyes.

Como el asueto oficial este año recayó en el lunes 4, la fecha original para retomar las actividades escolares era el martes 5, pero el ministro estaba convencido de que, como la tradición es celebrar Reyes el día 6, los estudiantes “que acudan a la escuela lo harán a regañadientes”.

El que la mayoría de alumnos y maestros acuda el primer día de clase se ha convertido en un reto para el sistema educativo, y en muchas ocasiones la asistencia ha sido mínima luego de Semana Santa o de Año Nuevo, por lo que persiste el llamado: “Y si trabajan las abejas, y acaba en miel su labor, trabajemos en la escuela y haremos algo mejor”.