Los resultados definitivos de las elecciones del pasado 25 de octubre publicados hoy por el Consejo Electoral Provisional (CEP) ha provocado la salida inmediata a las calles de la oposición, que rechaza el proceso y los resultados que considera "fraudulentos".

El oficialista Jovenel Moise y el opositor Jude Celestin disputarán una segunda vuelta electoral el 27 de diciembre para definir quién será el próximo presidente de Haití, según los resultados definitivos de las votaciones del 25 de octubre pasado.

El Consejo Electoral Provisional (CEP) confirmó hoy que Moise fue el más votado en las elecciones de entonces, seguido de Celestin.

El pasado 5 de noviembre, el CEP publicó los datos provisionales de los comicios según los cuales Moise había obtenido un 32,81 por ciento de los sufragios mientras que Celestin logró el 25,27 por ciento.

De acuerdo con las cifras definitivas de hoy, Moise tiene ahora un 32,76 por ciento, mientras que Celestin obtuvo un 25,29.

Los manifestantes han salido a las calles de la capital para pedir que se impugnen los resultados de las elecciones.

La policía se ha visto obligada a usar gases lacrimógenos para intentar dispersar la marcha en el barrio Carrefour.

Algunos testigos presenciales indican, sin embargo, a varios medios de comunicación locales, que las fuerzas de seguridad han realizado disparos y que al menos una persona resultó herida.

En la manifestación también se observa a personas con machetes.

La protesta está siendo vigilada muy de cerca por la policía que ha reforzado su presencia y ha desplegado a numerosas Brigadas de Operaciones e Intervención Departamental (BOID), de reciente creación, de la policía haitiana.