El presidente de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) y del Consejo del Poder Judicial (CPJ), Mariano Germán Mejía, anunció que ese poder del Estado impulsará una serie de acciones en 2017, para optimizar y mejorar el servicio de justicia.

Al pronunciar un discurso en la audiencia solemne con motivo del Día del Poder Judicial, celebrada en la SCJ, con la presencia del presidente Danilo Medina, el magistrado afirmó que los trabajos estarán dirigidos a la implementación de un plan nacional de descongestión en los tribunales.

Germán Mejía dijo que con ese objetivo se ha instruido para que todos los Departamentos Judiciales del país hagan un levantamiento de la situación de la mora judicial.

Declaró el 2017 como el año del combate a la mora judicial, la cual tiene causas multifactoriales, entre las citó la falta de personal auxiliar para los jueces, la de equipos tecnológicos, el espíritu litigioso que se ha interiorizado en el sistema judicial y sistemas procesales que alientan con permisibilidad el recurso de casación sin limitación de montos.

Señaló que a esto se agrega el fenómeno derivado de la sentencia del Tribunal Constitucional que declaró la inconstitucionalidad de la ley 491-08, la cual limitaba el recurso de casación en razón de la cuantía en materia civil.

Reveló que el Poder Judicial ofrece su participación en el Observatorio Ciudadano, creado mediante decreto núm. 358-12, y la activa colaboración de las Comisiones Regionales de Seguimiento a la Administración de Justicia, con la finalidad de contribuir con firmeza y decisión en la lucha contra el crimen y sus manifestaciones.

Asimismo, Germán Mejía se expresó convencido, de que de no adoptarse medidas serias y concretas "seguiremos amenazados como sociedad", por lo que se debe pasar de las palabras y del discurso pomposo a la realidad y buscar el remedio en el lugar preciso donde se encuentre.

"Es necesario liberar a nuestra sociedad de la cultura del miedo en que se encuentra sumergida y la mejor manera es afrontar el problema unidos y con responsabilidad", dijo el presidente del Poder Judicial.

Otro de los planes anunciados por el magistrado es la creación una Unidad de Comunicación, la cual tendrá como misión poner en conocimiento a la sociedad toda la problemática judicial y desde la cual se trabajará una línea de pensamiento informativo para dar las explicaciones que sean necesarias en cada caso a la sociedad.

"Cada juez que sea atacado en su honra y su honor será defendido por la referida unidad. No permitiremos maltratos de ninguna índole", enfatizó Germán Mejía en nota de prensa.

Proclamó que el juez que sea víctima de ataques inmisericordes será autorizado para que ejerza las acciones judiciales de lugar con el propósito de defender su honra y honor.

"Las actuaciones temerarias serán inaceptables, un ataque a un juez constituye un menoscabo al orden institucional del Poder Judicial", recalcó.

Instruyó a los órganos de apoyo para proceder a desplegar todos los esfuerzos que contribuyan con el desarrollo de los trabajos de dichas comisiones.

"Porque estamos convencidos de que, la descentralización, con vigilancia y normas éticas apropiadas, facilita la eficientización, hemos dispuesto la asignación de una partida presupuestaria para las referidas comisiones y a través de ellas estaremos convocando a encuentros en los cuales los sectores vivos de las diversas regiones del país, vale decir: empresarios, sindicatos, abogados, iglesia y otros conglomerados tendrán la oportunidad de exponer sus quejas y hacer sus propuestas", agregó el magistrado.