Con quien el presidente Danilo Medina se reunió ayer en Barahona, su homólogo Michel Martelly, es quizás el mandatario haitiano que más acercamientos ha tenido con el Estado dominicano. Pero, en paralelo, su gestión acumula un amplio récord rupturas, sobre todo en el área comercial.

Sweet Micky (Micky el dulce), mote adquirido en su antiguio oficio de intérprete del ritmo kompa, ha tomado decisiones amargas para el comercio dominicano, pero también para los consumidores en Haití:

Desde la prohibición a la venta de pollos y huevos dominicanos en junio de 2013, por la supuesta existencia de gripe aviar en el país, hasta la veda por la vía terrestre a 23 productos dominicanos, aplicada desde el 1 de octubre pasado.

En la mayoría de los casos, las justificaciones han sido sanitarias y ambientales. Estas trabas unilaterales y sin aviso previo, han coincidido con conversaciones binacionales para acuerdos de comercio, turismo, seguridad y migración.

La sentencia 168-13, sobre la nacionalidad de hijos de indocumentados y las inminentes repatriaciones de haitianos en 2015 también agriaron las relaciones bilaterales.

Pero fue precisamente en el marco del Plan de Regularización de Extranjeros Irregulares, en julio de 2014, cuando el gobierno de Martelly se comprometió a documentar a sus ciudadanos en el país, reduciendo a mil pesos el costo de emisión de pasaporte.

Haití cumplió de forma precaria y cuando ya se acercaba el fin del plazo para que los extranjeros depositaran sus documentos y cuando las filas se tornaban interminables.

En la segunda vuelta de unos traumáticos comicios, Martelly alcanzó en 2011 la presidencia de Haití, donde se acerca a convertirse en el segundo hombre, luego de las dictaduras de los Duvallier, que ejerce un mandato completo.

Sin embargo, ha gobernado bajo la inestabilidad política, con dificultades para designar primer ministro y elegir a los miembros del Congreso.

El 9 de agosto, sólo cuatro candidatos resultaron elegidos como diputados, en unas elecciones convocadas para escoger 119 diputados y 20 senadores. El 25 de este mes, habrá comicios de segunda vuelta para el Congreso y de primera vuelta presidencial.

Ayer se produjo la reunión bilateral número ocho desde los inicios de su mandato. Pero estos acercamientos binacionales unas veces se tocan con violín y otras con guitarra.