Las autoridades chinas han detectado más empresas con irregularidades durante una inspección tras las explosiones en un almacén de productos químicos.

Según el periódico español "El País", la inspección se llevó a cabo en un área de Pekín.

De igual forma, se informó que dos tercios de las empresas que manejan químicos son riesgosas para la salud.

Las explosiones del pasado 12 de agosto dejaron un saldo de 116 personas muertas. Asimismo, se han reportado 60 desaparecidos y más de 700 heridos.

También se han detectado altos niveles de cianuro en el lugar de las explosiones.

Tian Wiyong, funcionario del Ministerio de Protección del Medio Ambiente, informó que el cianuro se detectó en ocho de 25 puntos de monitoreo colocados en la zona de advertencia.