La Policía de Charleston, en Carolina del Sur en Estados Unidos, difundió las fotografías del joven, que es señalado como el responsable de haber abierto fuego en el interior de una iglesia de la comunidad afroamericana.

En la agresión murieron nueve personas y según el jefe de la policía local, Greg Mullen, explicó que ocho personas perdieron la vida en el interior de la iglesia y otra falleció en el hospital.

Además se confirmó que el responsable del ataque de unos 21 años se dio a la fuga y advirtieron que es sumamente peligroso, por lo que recomendaron a la ciudadanía no acercarse.

Las imágenes difundidas por la policía muestran a un joven con el pelo corto, de constitución delgada, entrando en la iglesia vestido con una sudadera gris y un pantalón largo oscuro. También presentaron imágenes del vehículo en el que huyó. 

Las primeras investigaciones señalan que el joven estuvo en la iglesia casi una hora antes de disparar y que incluso participó a un servicio de oración dentro de la misma.