La Policía Nacional informó este sábado que agentes adscritos a la Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim) persiguen de manera activa a Kelvin Alemán Mejía, acusado del homicidio por heridas de bala del cabo de la institución Wander Pérez Alcántara.

El incidente se produjo tras una discusión entre ambos en un 'drink' ubicado en el sector Nuevo Amanecer, del kilómetro 18 del municipio de Los Alcarrizos, donde el alistado laboraba como seguridad en su tiempo libre.

La uniformada dijo que el miembro policial murió mientras recibía atenciones médicas en el Hospital Dr. Vinicio Calventi del referido municipio, a consecuencia de múltiples heridas por arma de fuego, según el diagnóstico del médico legista actuante.

El informe preliminar indica que luego que ambos sostuvieron la citada disputa, Kelvin en compañía de otros dos individuos, en cuya identificación se trabaja, esperaron al alistado después del cierre del establecimiento y la emprendió a tiros contra él, ocasionándole las heridas que le provocaron la muerte, de acuerdo a la versión obtenida por las autoridades en el lugar del crimen.

El cadáver del agente policial fue enviado hacia el Instituto Nacional de Patología Forense para los fines de necropsia.

Asimismo, la Policía continúa la persecución tanto de Kelvin, como de sus cómplices, así como también la localización del arma homicida, y les exhortó entregarse por la vía que éstos entiendan pertinente, ya que varios equipos del DICRIM despliegan actividades para apresarlos y someterlos a la justicia a través del Ministerio Público.