La Policía Nacional informó hoy de que investiga la muerte a tiros ayer en San Francisco de Macorís de un joven de 22 años, que había sido sometido a la justicia en múltiples ocasiones por el asesinato de dos hombres y una mujer, así como por robo de automóviles y motocicletas y asalto a mano armada.

Se trata de Jordany Acosta de la Cruz (alias Bobo), quien murió a causa de heridas de bala en el cuello, el pecho, la espalda y el brazo izquierdo, según certificó el médico legista actuante en el caso.

Acosta de la Cruz fue atacado a tiros por un desconocido ayer al mediodía en el sector Hermanas Mirabal, en San Francisco de Macorís.

El fallecido viajaba en la parte trasera de una motocicleta, que conducía Richard Reyes Gutiérrez (alias Tunti), de 25 años, quien resultó ileso durante el incidente.

Testigos del hecho narraron a la Policía que cuando la motocicleta en la que iba Acosta de la Cruz se detuvo en la calle Juan Bautista Blanco, también se detuvo un automóvil marca Kia, desde donde se desmontó un hombre con una pistola e hizo varios disparos.

Relataron que cuando Acosta de la Cruz cayó al suelo herido, el desconocido continuó disparándole y luego se montó en la parte trasera del automóvil que se alejó del lugar.

La Policía informó que Acosta de la Cruz fue sometido a la justicia el 16 de marzo del 2014 por el homicidio de Pedro Almonte Marte y Paloma Geraldina Olivares y que ocho meses después fue sometido por el asesinato de Jorge Luis Rojas Martínez.

El 6 de abril del 2015 fue sometido nuevamente acusado de robo de vehículo mediante asalto a mano armada, robo de motocicleta, así como de porte y tenencia ilegal de armas de fuego.